Crónica de un colapso eléctrico anunciado

Gracias por visitarnos!!

Continuamos con el análisis de la exposición del Secretario de Energía, Gustavo Lopetegui. Nos concentramos aquí en la explicación de la falla eléctrica en la línea Colonia Elía – Belgrano, más el abordaje “técnico” en relación a la línea paralela en mantenimiento desde el 18 de abril (Colonia Elía – Campana). En ambas cuestiones reside la mayor catástrofe eléctrica de la historia y que podría haber sido evitada. El principal responsable, como ya afirmamos, es uno y se llama Mauricio Macri. El segundo, Gustavo Lopetegui. Y el tercero, Andrés Chambouleyron, presidente del ENRE. Debajo las pruebas.Camino al colapso anunciado…

De la versión taquigráfica de la presentación de Lopetegui se lee (subrayado es nuestro): “¿Cómo estábamos en el segundo antes [del colapso]? Hablábamos de que esto ocurrió el 16 de junio. El 18 de abril -casi dos meses antes-, una de las dos líneas estaba fuera de servicio. ¿Por qué estaba fuera de servicio? Porque Transener tenía que mudar una torre, la Torre 412. Tenía que cambiarla de lugar porque el rio había quedado muy cerca de la torre original que llevaba muchísimos años emplazada allí. Y estimaban que se iban a demorar, más o menos, tres meses en hacer la nueva torre y reconectar lo que antes estaba conectado a la torre 412 original con la nueva. Tardaron un poquito menos porque, por casualidad, ayer se volvió a conectar la nueva torre que reemplaza a la 412. Por eso está punteada una de las dos manos de esta doble mano que teníamos”. (1)

En primer lugar, y como advertimos semanas atrás, técnicos de Transener identificaron los problemas con la torre 412 tan tempranamente como en 2015. En efecto, en la Memoria de aquel año se lee: “… se han emitido órdenes de compra para los trabajos de corrimiento de la estructura Nº 412” (ver imagen), la cual debía trasladarse y ser reubicada por tener su fundación erosionada por acción de las aguas del Paraná Guazú que modificó su cauce. En otras palabras, durante los últimos tres años y medio la línea que la contiene (Colonia Elía – Campana) viene significando una vulnerabilidad o riesgo para el sistema. La mención de esta obra, vital para la seguridad del corredor NEA-Litoral por afectar a uno de los dos electroductos con dirección a los centros de mayor demanda del país, se reitera en las Memorias de 2016, 2017 y 2018. Pues bien, recién el 18 de abril de 2019 decidieron comenzar los trabajos. Es decir, tres años y medio de paralización.
En segundo lugar, remarcar que, ni bien asumido, el macrismo decidió paralizar la ejecución del Plan Federal de Transporte Eléctrico, el cual a través del Ministerio de Planificación amplió en cerca de 5.500 km las líneas de alta y extra alta tensión, interconectando el país al sumar 10 nuevas provincias al SADI. Se trató, por cierto, de la mayor expansión de la red eléctrica de la historia argentina tanto en extra tensión como al nivel de los sistemas regionales y provinciales en alta (132 kV). Asumido Macri entonces, se paralizaron indistintamente obras planificadas y en construcción. Una de ellas fue, como oportunamente señalamos desde OETEC, la Interconexión ET Rincón de Santa María – Resistencia. Dicha obra, abandonada con un 70% de grado de avance (ponderado), significó cortar con una vía de evacuación fundamental para el corredor NEA-Litoral hacia el corredor NOA-Centro. Y aún más importante: privar al SADI de un acceso seguro a la producción del corredor NEA-Litoral en simultáneo con la producción importada desde el Sistema Interconectado de la República Federativa de Brasil (vía Garabí). Una segunda obra paralizada e igualmente estratégica fue la Interconexión Atlántica en 500 kV, en la provincia de Buenos Aires.

Por otra parte, cabe agregar que Transener no solamente paralizó o demoró desde 2015 la resolución de los problemas con la torre 412 de la línea Colonia Elía – Campana, sino que a mediados de 2017 advirtió públicamente que los corredores NEA-Litoral-GBA y Comahue-GBA se encontraban “cercanos a la saturación en función de los despachos de la actual generación”, mientras que los corredores Patagonia y NOA-Centro estaban también “cercanos a la saturación en función de los despachos con la generación ya adjudicada (Renovar/Res 21)”.

Leave a Comment