Dos policías acusados de pedir favores a un comerciante para evitar una multa, fueron detenidos y se prevé su exoneración

En relación a dos efectivos policiales, quienes habrían coaccionado a un comerciante para que les entregara mercadería, desde Jefatura de Policía de Santiago del Estero informaron que ambos fueron detenidos y puestos a disposición de la Justicia, luego de la presentación que hiciera la propia institución de los pormenores de la investigación realizada y del pedido para que se haga efectiva la misma ante el fiscal interviniente.
En tal sentido, las máximas autoridades manifestaron que todo se dio inicio el miércoles último cuando una información daba cuenta de una supuesta maniobra delictiva que involucraba a personal uniformado. Como establecen las normativas institucionales, se realizaron averiguaciones internas hasta llegar al damnificado, un comerciante de 30 años con residencia en Termas de Río Hondo, quien habría confirmado las versiones.
Además, las conversación Vía WahatsApp, obtenidas por la investigación comprometen a un oficial quien le exigía el pago de una “coima” al comerciante para evitar una multa de tránsito, la que consistía en la entrega de “un asado para 6 personas” como también la venta a bajo precio de otras mercaderías, operación que se concretó en el Puesto Caminero de Yutu Yacu, sobre Ruta Nacional N° 9, límite con Tucumán, donde se le entregó a un suboficial.
De inmediato, el oficial y el suboficial fueron identificados, al tiempo que el damnificado radicaba la denuncia y con todos los elementos reunidos por las autoridades, desde la propia Jefatura de Policía de la provincia se puso en conocimiento del fiscal coordinador, Dr. Ignacio Guzmán a quien se le requirió la detención de los involucrados.
Posteriormente, el juez de Control y Garantías de Termas, Dr. Diego Martín Vittar, ordenó que se efectivizara la detención a instancias de la solicitud del fiscal, medida que se llevó a cabo por los propios policías que encararon la investigación.
Por su parte, tras la detención del oficial y del suboficial, el resto de los integrantes de la guardia que se beneficiara de la “coima”, fueron relevados sin funciones y puestos en disponibilidad preventiva.
La inflexibilidad institucional radica en que la Policía no acepta este tipo de indisciplinas ni actos de corrupción en sus miembros, y por eso actúa con todo el rigor de sus reglamentos estipulados en la ley, tanto para que los funcionarios sean puestos a disposición de una investigación judicial como para ser sometidos a los procesos administrativos que corresponda, y como máxima sanción, ser exonerados de la filas policiales.
Asimismo, recordaron que ya existen antecedentes de que las autoridades policiales tomaron medidas similares por actos de indisciplina bien marcada, como por ejemplo los seis policías que se vieron involucrados en la pérdida de un cargamento de cigarrillos en Nueva Esperanza, quienes fueron puestos a disposición de la Justicia Federal y serán exonerados de la fuerza.
También, un hecho más reciente, el de un agente de policía que incumpliendo las medidas establecidas por los protocolos sanitarios en el marco de la pandemia por Covid-19, salió de la provincia hacia la ciudad de Ceres, Santa Fe, para visitar unos familiares y al regresar, eludió los puestos de control, fue perseguido por sus pares y luego detenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *