El municipio retiró gran cantidad de cartelería que ocupaban espacios públicos

Para preservar el ordenamiento de la ciudad, la Dirección de Calidad de la Vida del municipio capitalino despejó los espacios de uso público que estaban ocupados por cartelerías y puestos de ventas no autorizados.
Tal como lo viene realizando habitualmente, la comuna procedió a secuestrar una gran cantidad de carteles que comerciantes instalan en las platabandas, parques, plazas, paseos, veredas y en las mismas calzadas, los cuales obstaculizan la conducción segura de automovilistas.
Además estos elementos dificultan la circulación peatonal en los espacios comunes de los ciudadanos y por estas razones no está permitida su instalación, tal cual lo establecen las ordenanzas.
Del mismo modo, se concretó el retiro de diferentes puestos de ventas que hacían ocupación indebida de lugares tanto en barrios del sur como del norte de la Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *