El gabinete analizó reglamentar el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción

El presidente Alberto Fernández encabezó en la residencia de Olivos una reunión del gabinete económico que estudia la posibilidad de flexibilizar la cuarentena a partir del 13 de abril, y se analizó además cómo “avanzar en los próximos días en la reglamentación de la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)”, según consignaron a Télam fuentes oficiales.

La reunión se inició pasadas las 10 y se extendió a hasta las 18, y participaron el jefe de Gabinete Santiago Cafiero; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

También estuvieron presentes la Administradora General de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, el Viceministro de Economía, Haroldo Montagú, el Jefe de Gabinete del Ministro de Economía, Gonzalo Guiraldes, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra y el titular del Banco Central, Miguel Pesce.

Según adelantaron voceros oficiales, en este cónclave se analizó que este programa de asistencia a las empresas –puesto en marcha a través del decreto 322/2020– sea “operativizado a través de una página especial en el sitio de la AFIP que permitirá el registro de los pedidos de todas las empresas afectadas por las medidas de aislamiento social preventivo obligatorio”.

Los medidas analizadas

Las herramientas previstas en el Programa ATP, fundamentalmente la postergación de las contribuciones patronales y el pago parcial de la nómina salarial, dependerán del tamaño de la empresa, medida por su cantidad de trabajadores, y del sector de actividad a la que la misma pertenezca, explicaron.

Asimismo, “la evaluación técnica de las solicitudes estará a cargo de un Comité integrado por los Ministerios de Economía, Desarrollo Productivo, Trabajo y la AFIP que elevaran informes técnicos al Jefe de Gabinete”.

Los sectores de actividad fueron clasificados de acuerdo con el grado de impacto de las medidas de aislamiento en su normal funcionamiento y los considerados cómo “críticos” se encuentran “aquellos que no han podido seguir operando y que por lo tanto experimentan una caída pronunciada en sus ventas”.

Esta reglamentación, puesta en marcha a través del Decreto 332/2020 prevé la asistencia para las empresas que han seguido funcionando ya sea porque han sido considerados sectores “esenciales” (y por lo tanto exceptuados de las medidas de aislamiento) como para otras actividades que han podido seguir prestando servicios en forma remota, a través del teletrabajo y/o la entrega a domicilio.

En ese sentido, desde el Ejecutivo adelantaron que “los beneficios previstos en la normativa del ATP serán otorgados con el objetivo de cuidar el empleo formal y asistir a las empresas en las atípicas circunstancias que provoca el aislamiento”.

El ATP se complementará con el programa de créditos para capital de trabajo y nómina salarial impulsado en forma conjunta por el BCRA y el Ministerio de Desarrollo Productivo, con el propósito de que las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a estos créditos se ha fortalecido el Fogar (Fondo de Garantia Argentino) que funcionará como un sistema de garantías estatales, aportaron las fuentes.

“Las medidas tienen por objetivo ayudar a las empresas a continuar en funcionamiento y hacer frente al pago de los salarios hasta tanto la actividad económica pueda recuperar su funcionamiento”, fundamentaron.

Fernández estuvo reunido ayer en Olivos con sindicalistas, empresarios e industriales, con quienes volverá a reunirse el próximo martes a fin de analizar la apertura del aislamiento masivo en algunos sectores de la producción y el comercio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *