Corcho Rodríguez, complicado por contadores uruguayos

Los contadores uruguayos Martín Molinolo Menafra y Carlos Dentone complicaron al empresario Jorge “Corcho” Rodríguez al atribuirle una de las empresas radicadas en el país vecino por donde habrían pasado los sobornos del caso Odebrecht. “Sabrimol era una empresa propiedad de Rodríguez”, declaró Molinolo Menafra en el Juzgado de Sebastián Casanello en la causa por presunto pago de sobornos para acceder a las obras de AySA de plantas potabilizadoras en las localidad de Zárate y Berazategui.

Según la acusación del fiscal federal Federico Delgado y la Oficina Anticorrupción, a través de cinco offshore se realizaron transferencias a la firma uruguaya Sabrimol Trading S.A a través de lo bancos MEINL BANK y el CREDICORP BANK de Panamá: un total de 10.210.373,84 dólares y 684.283,5 de euros desde el 25 de abril de 2012 al 22 de septiembre de 2014.

Rodríguez siempre negó estar al frente de la firma Sabrimol, pero tanto Molinolo Menafra como Dentone lo contradijeron y sí dijeron que él era el dueño. “Con la única persona que tuve un vínculo profesional fue con Rodney Rodrigues de Carvahlo (directivo de Odebrecht), a quien Rodríguez me lo presentó porque estaba interesado en abrir una cuenta bancaria en Uruguay y quería que yo lo asistiera en el trámite. En base a las manifestaciones de Rodríguez, la relación entre ellos era una relación profesional, él era representante o asesor de Odebrecht y eso era lo que yo sabía de él”, detalló Molinolo Menafra.

“Rodríguez utilizó Sabrimol para la compra de un helicóptero, para ello a través de Sabrimol depositó una suma de dinero en mi cuenta. Y por esa vía se hizo la compra de la empresa de helicópteros. Todos los fondos que me depositaba Sabrimol eran para gastos de Rodríguez”, acotó en su declaración indagatoria

Incluso Dentone fue más allá sobre la vinculación con Odebrecht, la cual “utilizaría los servicios de Jorge Rodríguez y la infraestructura de su empresa de zona franca para presentarse en licitaciones de obras públicas en países del Mercosur, siendo ello primero en Argentina”.

“Niego enfáticamente haber participado en modo alguno en la entrega de coimas, sobornos, dineros ilegítimos a terceros; niego del mismo modo haber tenido conocimiento alguno de que esto podía estar sucediendo siquiera; niego haberme servido de Sabrimol que presidía a los fines de perpetrar delito alguno sea en perjuicio de la administración pública argentina”, concluyó con su defensa el contador uruguayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *