Los retos que esperan al nuevo presidente de México

Tras ganar en forma arrolladora las elecciones del domingo, el izquierdista López Obrador deberá enfrentar los problemas más apremiantes para el país: la violencia ligada al narcotráfico, la corrupción y la compleja relación con Trump.

Con una victoria arrolladora, el veterano izquierdista Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales de este domingo y en diciembre asume el mandato de México.Sin embargo, tiene poco tiempo para celebrar: los electores esperan una solución a los problemas más apremiantes de la segunda economía latinoamericana como la violencia ligada al narcotráfico, la incesante corrupción y la complicada relación con Estados Unidos.
Trump y el TLCAN

La relación de México con Estados Unidos se ha tensado desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca y amenazó con abandonar el vital Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y construir un muro entre ambos países.

Sin embargo, el trato entre Trump y López Obrador tuvo un inicio cordial. Ayer, el presidente estadounidense dijo que habló con López Obrador por teléfono con quien anticipó “una muy buena relación”.

“Creo que va a tratar de ayudarnos con la frontera”, dijo tras meses de un tenso vínculo por la dura postura antiinmigrante de su gobierno.

López Obrador confirmó la llamada en Twitter y dijo que propuso un acuerdo de proyectos de desarrollo que generen empleos en México y reduzcan la migración. “Hubo trato respetuoso y dialogarán nuestros representantes”, dijo.

Sin embargo, entre los mayores nubarrones económicos en el horizonte está el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que México revisa actualmente con Estados Unidos y Canadá.

Para México es vital llevar la negociación a buen puerto pues 80% de sus exportaciones tienen como destino a Estados Unidos, su mayor socio comercial. Se espera que las negociaciones se retomen en algún momento de julio y que continúen hacia 2019, para encontrar solución a las propuestas más duras de Estados Unidos como su exigencia de revisar el acuerdo cada cinco años.

“Alcanzar algún acuerdo depende que Estados Unidos suavice su postura y abandone algunas de sus posturas más controvertidas”, según la firma Eurasia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *