Carrió sumó aliado en lucha contra Garavano: Telleldín lo denunció por encubrimiento

Tras la denuncia de Elisa Carrió que provocó gran conmoción en la interna de Cambiemos, ahora fue el reducidor de autos Carlos Telleldín -quien fue condenado por cobrar 400 mil dólares pagados por el juez Juan José Galeano para desviar la investigación del atentado a la AMIA- el que apuntó sus dardos contra el ministro de Justicia Germán Garavano, a quien denunció por “encubrimiento, peculado e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. La causa recayó en el juzgado federal N° 9, a cargo del juez Luis Rodríguez y la instrucción la llevará a cabo el fiscal Carlos Rívolo.

La polémica se suscitó a principios de feberero cuando en el marco de la causa que investiga el encubrimiento del atentado, la Unidad AMIA solicitó penas de entre 6 y 8 años para Carlos Menem y Galeano (entre otros) pero, en un alegato cuestionado por familiares de víctimas del atentado y por la líder de la Coalición Cívica, pidió la absolución de los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia. El alegato fue realizado por José Console, el abogado designado por Garavano para exponer los pedidos de penas en el juicio y cuestionado por el resto de los letrados de la Unidad. La abogada de confianza de Carrió, Mariana Stilman, que integraba ese equipo renunció al mismo al conocerse la decisión del titular de la cartera judicial.

En este contexto, Telleldín -quien también está sentado en el banquillo por el encubrimiento-, presentó ayer la mencionada denuncia, acusando al funcionario de liderar una articulación efectuada por abogados del Estado que impidieron avanzar en el enjuiciamiento de los fiscales Eamon Muller y José Barbaccia, ambos seriamente comprometidos en la causa. En diálogo con Ámbito Financiero, el letrado detalló los argumentos de su presentación: “El último día de debate del Tribunal Federal Nº2 -que está investigando el encubrimiento del tema AMIA, irregularidades que cometió el Doctor (Juan José) Galeano, la Fiscalía y otros funcionarios- el Ministerio de Justicia cambió al letrado paralegal y pasaron 2 días defendiendo a Muller y Barbaccia”, sostuvo. “Esta relación de amistad que tienen con el ministro de Justicia provocó que el Derecho propio ordene para que tomen esta conducta. Dejó en evidencia que la querella, que tenía que acusar, cumplió el rol de defensor, o sea que estos fiscales tienen dos defensores en el debate: la querella del ministro de Justicia, por orden del ministro, y su defensa oficial”, puntualizó Telleldín.

Al ser consultado por más detalles en cuanto al delito de peculado, el denunciante contestó: “Lo digo en conocimiento del dinero que me entregaron a mí para firmar la declaración en el año 1995. Hay un montón de delitos que rodean esta causa: incumplimiento del deber, abuso, coacción, privación de la libertad”, enumeró. “No se olviden que en el otro juicio yo fui el que recusé a los fiscales en pleno debate, los hice echar de la sala y la prueba fue contundente: fueron a preparar a un codiputado para que declare en mi contra”, sostuvo.

Telleldín asegura que Silvina Rivarola O’ Connor, esposa de Barbaccia, tiene un vínculo directo con Garavano y “es ella la que opera para que esto pase”. Según la denuncia “cuando Garavano era el Procurador porteño, Rivarola O’ Connor ganó por concurso la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N°7 pero en 2016 pidió licencia para trabajar bajo dependencia directa del ministro, como Directora de Coordinación y representación Nacional ante Organismos Internacionales de la Unidad de Información Financiera (UIF).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *