Cristina sale a vaciar debut del nuevo PJ y veta a Massa-Randazzo

Accidentado debut del nuevo PJ bonaerense. El sector kirchnerista encabezado por los matanceros Fernando Espinoza y Verónica Magario se bajó de la reunión partidaria que se realizará hoy en San Bernardo, disconforme por la apertura que los nuevos jefes del peronismo impulsan para incluir a figuras como Sergio Massa o Florencio Randazzo. Se abre así un conflicto inter-órganos en el partido: Espinoza, designado presidente del Congreso partidario, desconoce ahora a los nuevos titulares del Consejo, los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría), quienes organizaron la cumbre de hoy justamente para convocar a una reunión del órgano que encabeza el exintendente de La Matanza.

Se reedita así la confrontación entre los seguidores de Cristina de Kirchner y los peronistas que impulsan una apertura del PJ después de la derrota de la expresidente ante el macrista Esteban Bullrich en las legislativas 2017. En esa oportunidad, Cristina dejó de lado al sello partidario para aislar a Randazzo y formó Unidad Ciudadana como frente electoral propio. Ahora el kirchnerismo vuelve a darle la espalda al partido a cargo de una liga de intendentes renovadores que apuntan a unir a las distintas tribus de cara a las elecciones 2019. Voceros de Espinoza y Magario aseguraron que su sector no está de acuerdo con las postura “dialoguista” de Menéndez que se tradujo en fotos no sólo con Massa sino también con figuras del peronismo enfrentadas con Cristina como Miguel Pichetto y Diego Bossio.

Si bien no son consejeros partidarios, y su presencia iba a ser sólo formal, también se bajaron de la reunión de hoy en San Bernardo intendentes kirchneristas como Jorge Ferraresi (Avellaneda), el neo camporista Juan Ustarroz (Mercedes), Francisco Durañona (San Antonio de Areco) y Mario Secco (Ensenada), imputado por la Justicia por interrumpir una sesión de la Legislatura bonaerense.

El peronismo kirchnerista de Espinoza y Magario reclaman a los nuevos jefes partidarios, Menéndez y Gray, una definición previa de cómo será la relación con la administración de María Eugenia Vidal. “Hay dos o tres intendentes que le dieron quórum y le votaron todas las leyes. Se cortaron solos y arreglaron con el macrismo en provincia de Buenos Aires. Nostros ahí no vamos a estar”, fue la queja que llegó desde La Matanza. La relación de Espinoza con la nueva conducción partidaria nación conflictiva desde el primer día. Los intendentes bloquearon la intención de Espinoza de reelegir como presidente del PJ después de la derrota de Cristina ante Bullrich y lo rebajaron a la jefatura del Congreso partidario. desde entonces el vínculo no se recuperó.

El ala kirchnerista del PJ bonaerense que intenta boicotear el encuentro de hoy en la costa atlántica reclama un pronunciamiento previo en contra del pacto fiscal que aprobó la provincia de Buenos Aires y que, desde su óptica, le quita autonomía a los municipios. También exigen un compromiso por escrito de que el peronismo no acompañará una eventual reforma jubilatoria impulsada por el Instituto de Previsión Social a cargo del macrista Christian Gribaudo, brazo político de Daniel “Tano” Angelici que ya fue desautorizado por Vidal.

Justamente, esa iba a ser hoy la agenda de la reunión del Consejo donde también se convocará al Congreso provincial del PJ para el 16 de febrero, justamente el órgano partidario que preside Espinoza. En medio de la polémica, el intendente del Partido de la Costa, Juan Pablo De Jesús, alineado con Martín Insaurrlade (Lomas de Zamora) fue designado secretario general del partido, y su par de Navarro, Santiago Magiotti, tesorero.

Mientras el nuevo PJ bonaerense de los intendentes renovadores impulsa la unidad de todos los sectores, incluida Cristina, Massa y Randazzo, la expresidente vuelve a ejercer su poder de veto. El 37% de los votos que sacó el año pasado en provincia de Buenos Aires la convierte en la dirigente del peronismo con mayor volumen electoral en todo el país con capacidad para enfrentar y para hacer perder a cualquier candidato del PJ que no le responda pero con un techo de votos que aleja al peronismo del regreso al poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *