Por qué en España hablan del “milagro de la izquierda uruguaya”

Por qué en España hablan del “milagro de la izquierda uruguaya”

El diario español “El País” realizó un informe sobre lo que definió como el “discreto milagro de la izquierda uruguaya”, y se refirió al país vecino como “una pequeña isla de paz política, social y económica” que logró “desacoplarse” de “dos gigantes convulsos” como Argentina y Brasil.

“Mientras estos dos colosos sufren y otras experiencias como la venezolana se hunden, Uruguay, dirigido desde 2005 por la izquierda tranquila del Frente Amplio, está a punto de completar 15 años de crecimiento ininterrumpido, un récord histórico para esta pequeña nación”, sostiene.

De acuerdo al periódico español, el país vecino “no tiene petróleo ni cobre, pero ha sabido explotar otros recursos: soja, vacas, turismo y un intangible: una gran estabilidad política sin grandes escándalos de corrupción”.

Destaca además que “Uruguay no siempre fue un remanso de paz. Vivía pendiente de Brasil y Argentina. En Montevideo se decía que cuando ellos tosían, Uruguay se resfriaba. La última vez fue entre 1999 y 2002. La crisis del corralito argentino terminó de hundir al país: fuga de capitales, 40% de población bajo la pobreza, colapso del sistema financiero, bancos rescatados. Costó mucho salir, pero se aprendió la lección: nunca más tanta dependencia”.

De acuerdo a las cifras presentadas, el crecimiento de la economía uruguaya, que fue de 1,5% en 2016, llegaría a 1,6% en 2017.

De todos modos, el artículo advierte que “sin embargo, los sondeos vienen mostrando el descontento creciente de la población y el actual gobierno, presidido por Tabaré Vázquez, tiene tasas de aprobación históricamente bajas (entorno al 30%) con algunos escándalos no de corrupción, pero sí de mala gestión”.

“Hay cierta perplejidad en la actual administración ante el descontento de la opinión pública, pero lo cierto es que el Frente Amplio ha dejado pendientes grandes temas como la modernización de los servicios públicos, la mejora de la educación o la construcción de infraestructuras. Además, este año el gobierno subió los impuestos y decretó políticas de austeridad que golpean el modesto poder adquisitivo de la población”, concluye.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *