Clarín se aseguró el control de la nueva Telecom

Cablevisión Holding (CVH), la empresa de los accionistas controlantes del Grupo Clarín, que tiene el 60% de Cablevisión, informó ayer que ejerció la opción de compra por el 13,5% de Telecom que representará el 6,08% de la sociedad cuando se concrete la fusión entre la empresa de telecomunicaciones y la de cable.

La decisión de ejercer la opción ocurre a sólo siete días de que el ENACOM autorizó la fusión, aunque todavía falta la aprobación de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. Tal como está acordado con Fintech de David Martínez, la compra del 13,5% de Telecom es el paso previo y necesario para que los accionistas de Clarín tomen el control de la empresa fusionada.

La opción de compra tenía un precio de u$s684 millones, pero ayer CVH no informó el monto definitivo. Para esta operación, CVH logró un préstamo prendario por u$s750 millones a fines de septiembre.

Un consorcio de bancos encabezado por el Citibank que integran también Goldman Sachs, Bank of China, Dubai (DIFC) Branch e Itaú Unibanco otorgaron el financiamiento con garantía real, prendando acciones de CVH en Cablevisión, con vencimiento a los 18 meses.

Según el prospecto, “en caso que se obtengan todas las autorizaciones regulatorias requeridas y se consume la fusión CVH tendrá a partir de ese momento el derecho a designar a una mayoría de los miembros del Directorio, configurándose así un cambio de control en Telecom Argentina”.

También está establecido que una vez concretado el cambio de control, CVH deberá lanzar una oferta pública de adquisición por las acciones Clase B de Telecom Argentina que se negocian en las bolsas de Nueva York y Buenos Aires.

La nueva sociedad será la primera empresa en el país en condiciones de dar cuádruple play en el país: telefonía fija y móvil, televisión paga y banda ancha.

No obstante, la regulación vigente solo permite a Telecom, igual que a Telefónica y Claro, dar televisión por cable a partir del 1 de enero próximo en el AMBA, Rosario, Santa Fe y Córdoba, es decir lo tiene prohibido en el resto del país.

Por eso, antes de que la fusión se termine de aprobar, el gobierno debe volver a cambiar la ley de medios y la de tecnologías de la información y las comunicaciones, para lo cual deberá recurrir a un decreto de necesidad y urgencia.

La expectativa es que ese DNU se conozca en los próximos días y habilite también a las tres telefónicas a dar televisión satelital en todo el país. Telefónica y Claro no quieren invertir en televisión por cable, que se considera hoy una tecnología obsoleta, y buscan dar televisión satelital como ya lo hacen en otros países de Latinoamérica. Esto todavía es cuestionado por los accionistas del Grupo Clarín, que tienen hundida una fuerte inversión en el cableado en todo el país.

Con la operación informada ayer, el Grupo Clarín y sus accionistas a través de CVH, se convierten en el primer operador de telecomunicaciones de la Argentina, con fuerte presencia además en contenidos y canales de televisión. Serán los controlantes de la sociedad fusionada que tiene un valor estimado de u$s11.000 millones de dólares.

Related posts

Leave a Comment